Fundamentos del Coaching

¿Qué es el coaching de vida o personal?

El término “coaching” se ha usado con mayor frecuencia en el entorno deportivo, para referirse a la actividad de apoyo que una persona más experimentada, ofrece a atletas y equipos.

En el ámbito personal, el coach apoya, no solo con su experiencia de vida en este caso, sino también con un conjunto de metodologías y herramientas que permite al cliente, alcanzar ciertos objetivos de vida. La finalidad del coaching es “enseñar a pescar” pues es el cliente quien aplica lo aprendido en su propia vida, dependiendo cada vez menos del coach para ser exitoso.

El coach es un facilitador del proceso de crecimiento personal del cliente. A través de preguntas, ejercicios prácticos y otras técnicas, facilita la introspección del cliente.

En condiciones normales, una persona adulta está capacitada para identificar y analizar sus opciones, tomando decisiones generalmente acertadas con gran rapidez. Pero algunos eventos en la vida son especiales, o presentan un reto adicional a las personas. En esos momentos, es cuando un coach personal puede ser de gran ayuda.

Por ejemplo:

  • Una pareja se separa después de mucho tiempo de relación, y uno de sus miembros quiere retomar su vida en solitario o con una nueva relación
  • Una persona siente que el tiempo no le alcanza para cumplir con sus actividades,
  • Una familia decide mudarse o emigrar, o requiere mejorar la comunicación entre sus miembros
  • La enfermedad ataca, limitando la calidad de vida propia o de algún familiar a nuestro cuidado,
  • Un trabajo ya no nos llena, y queremos un cambio de empresa o incluso intentar un emprendimiento,

Y la lista puede seguir por siempre.

Pero puede que usted se pregunte: ¿Por qué tengo que contratar a un “life coach” en lugar de un psicólogo u otro terapeuta? En principio, porque el coaching personal no es terapia. No indaga en los traumas de su infancia o en su información genética. Los “coaches” trabajamos con personas sanas, con la información que ellas nos suministran porque está a “flor de memoria”. No medicamos o prescribimos tratamientos médicos. En mi caso personal, estoy entrenada para detectar las señales de alguna condición que requiera atención médica, y así se lo hare saber para que usted tome las medidas del caso.

Mi enfoque sobre el coaching es totalmente orientado a resultados. Ayudo a mis clientes a diseñar sus propias respuestas, cronogramas y acciones, para así resolver la situación específica que estamos trabajando. Con el “life coaching” se obtienen resultados concretos tras cada sesión, bien sea en forma de comprensión sobre la situación, un plan de acción a seguir, o un conjunto de recomendaciones para ser incorporadas en la rutina cotidiana del cliente.

¿Es el coaching personal para mí?

La mejor manera de saberlo es experimentarlo. Por eso, solicite YA la sesión exploratoria de 30 minutos, la cual es totalmente gratuita.

Pero además, para ayudarlo a determinar si el coaching personal le puede ser útil, reflexione contestando las preguntas que se encuentran a continuación:

¿Se siente confundido ante varias opciones personales o laborales?

¿Sueña con un cambio en sus relaciones interpersonales o en su ocupación, pero no sabe por dónde empezar?

¿No logra focalizarse en un sueño, una idea en particular, y mucho menos logra concretar ese sueño o meta?

¿Algunas veces se siente triste o rabioso ante situaciones que se le presentan?

¿Le cuesta aceptar una situación compleja, bien sea en su salud o la de un ser querido?

¿Le atemoriza el cambio?

¿Quiere mejorar la comunicación con sus seres queridos, compañeros o equipo de trabajo?

Si ha respondido afirmativamente a alguna de las preguntas, o tiene curiosidad en cómo mejorar en alguno de los aspectos mencionados, entonces puedo ayudarlo a través del trabajo de coaching.

¿Por qué y cómo funciona el coach en remoto?

¡Anímese! Si decidió que el Coaching Personal conmigo puede serle de utilidad, solicite YA una sesión de coaching individual. Al hacer click aquí.

También puede solicitar la sesión enviando un correo desde la sección de contacto.

Algunos comentarios previos a su sesión de Coaching.

Hoy en día el coaching remoto está cada vez más difundido. Esto es posible gracias a que las tecnologías que habilitan las sesiones remotas, han sido difundidas y son accesibles a un mayor número de personas.

Para mí es muy grato, porque negarlo. Trabajar desde casa, es muy conveniente. Además, estoy predicando con el ejemplo, porque estoy poniendo en práctica una habilidad que vengo cultivando desde hace más de 15 años: el trabajo en remoto o teletrabajo.

Por experiencia propia puedo decir que: las llamadas telefónicas o por Skype, ofrecen las siguientes ventajas para el coaching personal:

  • Enfoque total en escuchar: la vista es muchas veces, un sentido que nos distrae, a la hora de conversar. Por otro lado, las conversaciones telefónicas me permiten detectar los cambios de tono, inflexiones de su voz, uso de ciertas palabras, etc. Los cuales nos ofrecen una riqueza adicional de información que podemos utilizar para lograr más eficazmente los objetivos del coaching. Por ejemplo, a través de su voz puedo detectar cambios de energía, al referirse a una situación o persona. Puedo reconocer el nivel de convicción sobre una meta, o la emoción que le produce un determinado proyecto o posibilidad. Cambios tan sutiles pueden indicarnos motivaciones subconscientes, temores que hay que disolver o talentos que hay que potenciar.
  • Alta disponibilidad: el acceso telefónico le permitirá tener sus sesiones prácticamente, desde cualquier lugar en que se encuentre, sea su casa, su oficina, una localidad de trabajo remota o la habitación de su hotel. De esta manera podrá mantener la continuidad de su trabajo conmigo. Aprovecho para mencionar que se recomienda programar al menos 4 sesiones de coaching, en un plazo no mayor de dos meses. De esta manera se cuenta con tiempo suficiente para profundizar sobre lo conversado, poner en práctica las recomendaciones y hacer las correcciones que fueran necesarias sobre el trabajo de coaching.
  • Mayor percepción de intimidad, lo cual es importantísimo cuando se abordan temas sensibles para el cliente. Igualmente, al encontrarme en una localidad remota, no hay riesgos de contactos con terceros, o incluso en persona entre nosotros, que le originen un sentimiento de timidez, temor a la crítica o vergüenza. Aprovecho para reiterar que toda la información que el cliente suministre se mantendrá como confidencial. Incluso, a menos que usted lo autorice o usted mismo lo divulgue, nadie se enterara de que usted es mi cliente de coaching.
  • Reducción de los costos de la interacción: menor tiempo y dinero, pues se evitan los traslados, pago de pasajes, combustibles, alojamiento, etc.
  • Flexibilidad horaria: trabajo 6 días a la semana, en un horario totalmente flexible, que incluye algunas noches, tomando en cuenta que muchos de mis clientes, trabajan en un horario “de oficina”. Me encuentro en la zona horaria EST o del este de Norteamérica (-4 GMT) con lo cual, en algunos casos, puedo ofrecerle un “cafecito virtual”, mientras usted me desea las buenas noches. La única limitación es que las conversaciones las debemos tener en inglés o en español, porque son los únicos idiomas en que tengo fluidez.

Todos estos beneficios se potencian, si observamos las siguientes recomendaciones

  • Bloqueo de distracciones: antes de comenzar sus sesiones de coaching, asegúrese de tener a mano lápiz y papel, su tableta, grabadora de voz o cualquier otro instrumento que utilice para tomar notas. Coloque las alarmas del móvil en modalidad silenciosa, asegúrese que alguien más cuide de niños pequeños, mascotas, atienda el teléfono, la puerta, etc. Evite acceder a mensajes de texto, las redes sociales, mirar televisión o escuchar la radio mientras se encuentra en su sesión de coaching.
  • Evite ser escuchado por terceros: si bien no hay limitaciones en cuanto al lugar desde el cual usted puede tener su sesión de coaching, es preferible hacerlo en un sitio reservado, apartado del ojo y oído curioso de otros. Esto le permitirá sentirse más relajado y mantener la confidencialidad de lo conversado.
  • Comprométase con usted mismo: su cita de coaching es tan importante como su cita con la persona más importante para usted. Evite cancelaciones, proteja su dedicación a su crecimiento personal. Sin embargo, como la vida sigue su curso y los imprevistos suelen ocurrir, por favor si requiere cancelar o re agendar su sesión de coaching, avíseme por correo electrónico al menos 24 horas antes de la sesión original.
  • Programe tiempo después de las sesiones, para reajustarse a su dinámica cotidiana. Diez minutos suelen ser suficientes para que revise sus notas, y programe su tiempo para cumplir con las asignaciones que le deje para ser realizadas entre sesiones. ¡No se asuste! Esta “tarea para la casa” suele estar diseñada para que la integre en su rutina, o consiste en “observar” ciertos hechos. No hay que mostrarme ningún escrito, ni hacerme ninguna presentación formal de resultados. La asignación sirve para reforzar lo trabajado en la sesión, con lo cual se puede optimizar el uso del tiempo de sesiones posteriores.

Otros links de interés en el área de Coaching.

Volver arriba